Empezar a usar Moodle

Moodle es posiblemente la aplicación web más conocida para gestionar cursos. Técnicamente se trata de un LMS (Learning Management System) si bien una definición más profana que se le ajusta bastante bien es la de “aula virtual”. Se trata de un recurso muy versátil y prueba de ello es que se utiliza para desarrollar cursos 100% presenciales, 100% online y cursos que se sitúen en cualquier punto intermedio de esa gama.

Español: Logo de Moodle

Español: Logo de Moodle (Photo credit: Wikipedia)

Yo lo había usado como alumno en los dos o tres últimos años de licenciatura y, como se trataba de cursos totalmente presenciales, se utilizaba sobre todo para la distribución de materiales. Más bien feo estéticamente y no muy cómodo de usar, la verdad es que no se le intuían muchas más posibilidades.

Puede que en aquellos momentos no estuviera tan desarrollado como ahora o puede que los docentes no le sacaran todo su potencial. Lo que está claro es que  a día de hoy, después de los simulacros realizados durante el primer módulo del máster, Moodle se parece muy poco a lo que nos habían contado que era.

Personalmente he encontrado un conjunto de herramientas listo para responder las inquietudes de cualquier docente preocupado por incorporar a su trabajo diario las ventajas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Quizá sea poco intuitivo -recuerda siempre que en Moodle nunca será lo mismo un Questionnaire que un Cuestionario- , pero creo que no es difícil encontrar la forma de responder con esta plataforma las necesidades de cualquier curso.

La agregación de contenidos de muchos tipos y formatos es lo más fácil y cómodo de hacer, pero Moodle tiene muchas más funciones -llamadas módulos- que no deberían quedar desaprovechadas. Valgan como ejemplo las tareas que se entregan especificando cuanto tiempo llevan fuera de plazo, las encuestas para pulsar la opinión de la clase sobre un tema concreto, los foros en los que se puede calificar cada intervención o las wikis para dinamizar trabajos en grupo.

La función  de chat es a la que  he encontrado más limitaciones durante esta semana. No soporta más de diez usuarios en línea y en sí resulta demasiado rudimentaria. Cada intervención tarda algunos segundos en llegar a la conversación general y, a parte de hablar, sólo se pueden enviar beeps o notificaciones que pueden servir para avisar a otro usuario o para pedir la palabra. Hay un temporizador que registra el tiempo que llevas sin intervenir y que me da que puede servir para evaluar y calificar las actividades realizadas con esta herramienta.

Dejo para el final la que para mí es  la ventaja clave de Moodle: el código abierto. Que esta plataforma se haya generado con código abierto supone que mientras tú lees esto es bastante posible que haya alguien preocupado en  crear nuevos módulos o mejorar los ya existentes. O con otras palabras: que cualquiera de los inconvenientes técnicos que te puedan surgir durante su uso no va a durar para siempre.

4 thoughts on “Empezar a usar Moodle

  1. Pingback: Empezar a usar Moodle | Educacion, ecologia y T...

  2. Pingback: Empezar a usar Moodle | Linguagem Virtual | Sco...

  3. Pingback: Empezar a usar Moodle | Elearning @Designtraini...

  4. Pingback: Gestión de proyectos eLearning | Catena eLearning

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s